Quetzalcoatl y Mayahuel la diosa del Tequila.

En esta ocasión hablaremos acerca de una pequeña parte de la gran mitología azteca que concierne al nacimiento de una planta dadora de vida como lo es el agave. En esta historia tendremos 3 principales protagonistas cuya historia es digna de un capítulo de telenovela pues incluye el amor prohibido de Quetzalcoatl y Mayahuel, junto con la ira de su Abuela Tzitzimitl y sus secuaces las Tizimimes que con sus malvados actos darán vida a la planta del Maguey o Agave por la que Mayahuel será conocida como la Diosa del Tequila, la Diosa del Maguey y/o la Diosa del Pulque (Bebida fermentada del Maguey), Pero antes de adentrarnos en esta tragicomedia, conozcamos un poco a estos 3 interesantísimos personajes de la mitología azteca.

¿Quién es Quetzalcoatl en la historia del origen del maguey?

Este fue uno de los dioses más importantes de las culturas mesoamericanas, pues no solo se encuentra en la cultura azteca, sino también con diferentes nombres en las diferentes culturas como la Maya y la Tolteca. Esta deidad era una mezcla de serpiente y ave, su nombre proviene de Quetzal (Ave Emplumada Esmeralda) y Coatl (Serpiente), por esta razón era conocido como “La serpiente Emplumada” y esta combinación representaba la parte física y terrenal del ser humano por medio de la serpiente y su espíritu por medio de sus plumas de ave. Se lo consideraba el dios de la fauna, flora, vida y viento. Este junto con su hermano Tezcatlipoca (Quien era representado como un Jaguar) fueron los responsables de la creación y destrucción de 4 soles (Eras) y se dice que vivimos en la era del quinto sol donde algún día Quetzacoatl promete volver a gobernar tras ser engañado por su propio hermano. Esta última parte la abarcaremos un poco más adelante pues es un tema muy irónico.

Quetzalcoatl y Tecaztlipoca
Representación de Quetzalcoatl y Tecaztlipoca

¿Quién es Mayahuel en la historia del origen del maguey?

Mayahuel es la diosa de la fertilidad y también conocida como la diosa del Tequila o del Maguey. Muchas investigaciones apuntan a la idea de que ella es más exactamente la representante de los magueyes, pues su nombre significa “Lo que rodea al maguey” y no como muchos la conocen, “la diosa credora del pulque (bebida fermentada de Maguey)”; la invención de estas bebidas se le atribuyen a Pantécatl o a Xochitl, quienes se dice crearon el octli (Palabra originaria para referirse al Pulque).  Para efectos de practicidad, aunque sabemos que ella es la diosa del agave, en este artículo hablaremos de Mayahuel, también como la creadora y deidad del Pulque y/o Tequila, como muchos la conocen.

Mayahuel la diosa del maguey
Figura de Mayahuel

¿Quién es Tzitzimitl y Tzitzimime en la historia del origen del maguey?

Tzitzimitl era la abuela de Mayahuel y Tzitzimime era el nombre que recibía su séquito de demonios (representado por estrellas) que juntas eran consideradas demonios nocturnos que cada noche combatían contra el sol para evitar que este pudiese salir a dar luz de vida a la civilización.

¿Cuál es la leyenda de la creación del Maguey?

Resulta que un día los dioses estaban reunidos, entre ellos Quetzalcoatl, estos opinan que a pesar de que el hombre ya tiene el maíz y un tierras fértiles, aún necesita de algo que le brinde felicidad para que cante, baile y alabe con energía y alegría a sus dioses. Entonces en ese momento Quetzalcoatl recuerda el nombre de la Bella “Mayahuel”, una hermosa doncella custodiada en medio de las estrellas por su abuela “Tzitzimitl”, quien poseía una planta que podría brindar todo tipo de beneficios a los humanos (Alimento, Material de construcción, material textil y posteriormente un líquido fermentado).

Quetzalcoatl decide visitar a Mayahuel cuando no se encontraba su abuela Tzitzimitl y convence a Mayahuel de volver con él a la tierra, a sabiendas de que la ira de su abuela podría desencadenar un acto terrible de venganza. Luego de convencerla, en el trayecto se enamoran y cuando llegan a la tierra se enteran que su abuela envió a las Tzitzimime a buscarlos y acabar con ellos. Nuestros enamorados para evitar ser descubiertos se transforman juntos en una planta de dos ramas y deciden aguardar tocándose únicamente bajo la influencia de la brisa que los juntaba. Al cabo de un tiempo las Tzitzimime los descubren y dan aviso a su abuela Tzitzimitl, quien baja a la tierra, arranca la rama de Mayahuel y la destroza en pedazos, incluso comiendo junto con sus Tizmime las partes de la destrozada Mayahuel. En el momento en que Tzitzimitl y las Tzitzimime parten, Quetzalcoatl vuelve a su forma original y desconsolado toma los restos de Mayahuel que al ser destrozados habían tomado forma de huesos humanos y decide sembrarlos para esperar un milagro de resurreción.

Mayahuel no logra volver a su forma original sino que vuelve en forma de una planta que hoy conocemos como Agave o Maguey y la cual sería una planta que ayudaría enormemente al desarrollo de las civilizaciones mesoamericanas, pues como dijimos antes, con esta se producían todo tipo de subproductos desde alimento hasta vestimenta.

La embriaguez de Quetzalcoatl

Para terminar esta historia con broche de oro, tenemos que hablar de la vez en que Quetzalcoatl fue engañado por su hermano Tezcatlipoca. Este último, una noche embriagó a su hermano con los demonios del pulque (bebida fermentada del néctar del agave, aquella planta que en algún momento fue su amada Mayahuel). Quetzalcoatl, poseído por alguno de los 400 conejos (Demonios de la embriaguez) hizo estragos y actos deshonrosos que lo obligaron a huir al siguiente día, no sin antes prometer que volvería a tomar el trono que su hermano le había quitado con artimañas. Un dato interesante es que Hernan Cortez en su llegada al nuevo mundo fue tratado como una deidad, pues se piensa que los aztecas lo confundieron con el regreso de Quetzalcoatl.

Los 400 Conejos:

Te dejamos un dato súper curioso acerca de “los 400 conejos”. Se decía que Mayahuel la diosa de la fertilidad y del maguey, contaba con 400 senos para alimentar a los 400 conejos que representaban a los 400 estados de embriguez que el ser humano puede obtener con el consumo del pulque. Antiguamente se le llamaba Centzon (400) Totochtin (Conejos) y 400 es el número que los Mexicas usaban para hacer referencia a “Lo que ya no se puede contar”, es decir que para ellos los demonios de la embriaguez son incontables y cada uno de ellos representa un estado de embriaguez único. Depende de cual de ellos se apodere de ti, es como tu te vas a comportar con la ingesta de bebidas alcohólicas (Feliz, Iracundo, triste, eufórico…).

Ahora que ya sabes un poco más de la mitología mesoamericana, esperamos que tengas un gran tema de conversación la próxima vez que brindes unos tequilas, y si te excedes con los tequilas, esperamos que conozcas muy bien tus conejos.

SALUD!

5/5 - (3 votos)

1 comentario en «Quetzalcoatl y Mayahuel la diosa del Tequila.»

  1. Sabías que hay un mezcal que se llama 400 conejos. Y que la historia del pulque es muy interesante en los toltecas y holmecas por qué da el paso al vino de mezcal y al tequila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *