Prohibición, Mafia y Contrabando de Alcohol en Estados Unidos

PROHIBICIÓN DE ALCOHOL Y MAFIA

Existe historia que hoy es conocida como uno de los mayores experimentos sociales de la humanidad que tiene que ver con la prohibición de alcohol promovida por el movimiento católico, feminista y xenófobo que estaba acontenciendo de Estados Unidos a final del siglo 19. El movimiento de la templanza junto con uno de sus mayores protagonistas Carrie A Nation (La mujer que con hacha en mano destruyó decenas de bares) dieron visibilidad al gran problema de consumo de alcohol y violencia intrafamiliar que estaba aconteciendo. Esto resultó en una ley llamada Volstead Act o también conocida como Decimoctava Enmienda o simplemente Ley Seca, que desde 1920 prohibió la producción, distribución, transporte y venta de alcohol (No prohibió el consumo), con la esperanza de que esto mejorara la situación del país; así se evidencia en la siguiente frase dicha por un reverendo el día antes de que entrara en rigor la prohibición:

“Todos los hombres volverán a caminar erguidos, sonreirán todas las mujeres y reirán todos los niños. Se cerraron para siempre las puertas del infierno”.

Reverendo Billy Sunday a una multitud de 10.000 personas .

Pero nada pudo haber estado más alejado de la realidad, esta ley elevó de manera inimaginable la criminalidad del país. Una necesidad de suplir una demanda de alcohol latente, vacíos legales ante una ley que carecía de planeación para su cumplimiento y cientos de políticos y agentes de la ley que no estaban tan convencidos de este proceder (Los cuales eran blancos fáciles de sobornar), convirtieron el contrabando de alcohol en una actividad tan lucrativa y accesible, que lo que antes eran pequeñas bandas delincuenciales, tuvieron que organizarse empleando abogados, contadores, maestros cerveceros y destiladores, capitanes de barcos, empresas de transporte y cientos de matones para dar así origen a lo que hoy se conoce como “Crimen Organizado”.

Creación de la Mafia durante la prohibición de alcohol

Aunque la mafia operaba en todo USA las principales bandas estaban ubicadas en New York y Chicago donde el movimiento de La Templanza (Movimiento en contra del alcohol) usó mucho el sentimiento de xenofobia para culpar a los inmigrantes de las desgracias morales del país. Muchos de estos Italianos, Irlandeses, Judíos y Polacos que cumplieron su mayoría de edad justo para la época de la prohibición y formarían las bandas criminales más importantes del país.

Calles de Chicago -1923 / Foto: Curt Teich Postcard Archive

Sin duda los Italianos se llevan el protagonismo y la mayor tajada de esta época de contrabando como lo fueron Las infames “Cinco Familias” italoamericanas de Nueva York (Gambino, Genovese, Lucchese, Bonnano y Colombo).

Ahora entremos a conocer un poco más los nombres de los Gangster más icónicos de esta época:

Lucky Luciano, Jefe de la Mafia en Nueva York

Sin duda uno de los nombres más famosos de la mafia italiana fue Charles “Lucky” Luciano, un inmigrante Italiano (Sicilia) quien comenzó trabajando a los 23 años para el jefe de las apuestas ilegales Arnold Rothstein a sus 23 años justo cuando comenzaba a regir la ley seca.

A mediado de la decada de 1920 Luciano ya era un multimillonario y uno de los principales contrabandistas de Nueva York, era un mafioso que no tenía las costumbres de sus antecesores y no le molestaba codearse y asociarse con bandas que no fueran estrictamente italianos ni de sicilia (Algo que era fundamental para Giuseppe “Joe the boss” Masseria, el jefe del momento cuando entró Lucky). Poco a poco fue generando alianzas con las bandas más influyentes de la ciudad y tuvo a Frank Costello (El primer ministro del bajo mundo) y Vito Genovese con quienes a inicio de los años 30’s se convirtieron en los máximos jefes de la mafia neoyorkina.

En el año 1931 se dieron los movimientos más importantes y formativos para Lucky y el futuro del crimen organizado estadounidense. Debido a una pelea entre Jose Masseria y su Archirrival Salvatore Maranzano que estaba perjudicando el orden del negocio. Lucky, Frank y Vito se aliaron con Maranzano y se encargaron de eliminar a su antiguo jefe Joe Masseria y Maranzano tomó el puesto de “Jefe de Jefes”. Tiempo después Lucky y su banda se enteraron que Maranzano planeaba deshacerse de ellos y también lo eliminaron quedando Lucky Luciano como el único jefe. Pero el no aceptó el puesto de “Jefe de Jefes” e instituyó una nueva organización igualitaria de poder para los jefes de cada familia de la mafia estadounidense conocida como “La Comisión”, que operaba como una junta directiva y duró hasta la década de los 50.

Tras urdir las muertes de Masseria y Maranzano, Lucky Luciano se convirtió en el jefe mafioso con mayor poder. En 1936 fue encarcelado por proxenetismo, y en 1946 fue deportado a Italia.

Frank Costello – Vito Genovese – Lucky Luciano

Johnny Torrio y  Al Capone Jefes de la Mafia en Chicago.

Mientras tanto en Chicago, Johnny Torrio y Alphonse Capone más conocido como Al Capone o Scarface por sus cicatrices en el rostro, crearon un grupo criminal llamado “The Outfit”. Torrio estuvo bajo las ordenes de Big Jim Colosimo el magnate y jefe de los burdeles antes de la prohibición de 1920. Torrio ordenó matarlo después de que el jefe rechazó sus peticiones para meterse en el negocio del contrabando que estaba comenzando con la decimoctava enmienda. Luego de esto, Torrio junto a Capone como su mano derecha, manejaron el contrabando, los burdeles y juegos de azar ilegales en el centro y sur de Chicago. Torrio hizo tratos con otras pandillas de Chicago para compartir el botín del contrabando y evitar el derramamiento de sangre, pero su rivalidad con O’banion el lider de las bandas del norte de Chicago junto con Hymie Weiss y George “Bugs” Moran llevó a desangrar la ciudad desde 1922 hasta 1926, acontecimiento que se conoció como “Las guerras de la cerveza”. Esto en parte cesó cuando “The outfit” mató a tiros a O’Banion el líder de las bandas del norte de Chicago en 1924 y cuando Torrio se retiró en 1925 dejando el negocio a Al Capone, luego de que casi muere en un tiroteo de represalia planeado por Hymie Weiss y Bugs Moran (Nuevos Lideres de los contrabandistas del norte de Chicago). Se dice que Hymie Weiss era al único hombre al que Al Capone le tenía miedo. Luego Weiss moriría en 1926 por orden de Al capone debido a que Weiss mató a 3 de los hermanos Genna quienes eran de los mejores hombres de Al capone. En ese momento el único rival de Capone fue Bugs Moran, el nuevo y único líder de las bandas del norte de Chicago.

Jhonny Torrio y Al Capone

Al Capone era un Personaje que le gustaba estar en todos los titulares, le gustaba charlar con los periodistas y se convirtió en una celebridad internacional. Capone no se disculpó nunca por la forma en que se ganaba la vida y afirmó estar haciendo un “servicio público” para los habitantes de Chicago, solía decir: “El noventa por ciento de la gente del condado de Cook bebe y juega, y mi delito ha sido proporcionarles esas diversiones”.

Masacre de San Valentin, Al Capone se convierte en el único Jefe.

Hasta ese momento Al Capone era el Líder de las operaciones en el sur y centro de Chicago, pero sabemos que Al Capone no quedó en la historia como uno de los más grandes mafiosos por contentarse con una parte del negocio. El momento en que Al Capone se apodera de todo el crimen organizado de Chicago es el 15 de febrero de 1929 en lo que se llamó “La matanza de San Valentín”, donde hombres de Al Capone vestidos de policía deciden abordar a 7 hombres de Bugs Moran que estaban en una bodega recogiendo alcohol de contrabando. Los hombre de Al Capone los ubican contra la pared y encienden fuego con sus ametralladoras automáticas. Bugs Moran se percató de todo esto antes y logró esconderse y escapar, pero ese fue el momento en que calló el imperio de Moran y se instauró el imperio unificado de Al Capone.

Titular de la Matanza de San Valentín. Imagen vía The Chicago Daily News

La caida de Al Capone

En 1930, Capone todavía tenía alrededor de 6.000 bares clandestinos y ganaba más de $ 6 millones usd a la semana. Un día en 1931, al ver que era imposible unirlo con sus muchos crímenes, a Alphonse Capone le armaron un caso por evasión de impuestos, esto le daría una sentencia de 11 años de prisión y una multa de 50.000 dólares. Mientras estuvo en la cárcel pudo comandar algunos de sus negocios hasta que fue trasladado a Alcatraz (La cárcel para los presos más peligrosos), se dice que su traslado fue para mejorar la imagen del estado y el poder de la policía. En 1939 recibió libertad condicional pero ya no quedaba mucho del hombre que había entrado. Estando en la cárcel le habían detectado sífilis y esto junto con un tratamiento experimental le habrían deteriorado su capacidad mental, Al Capone murió el 25 de enero de 1947 en su residencia en Miami.

«Cuando vendo licor, es contrabando. Cuando mis clientes lo sirven en una bandeja de plata en Lakeshore Drive, es hospitalidad.»

– Al Capone

Pero no solo eran mafiosos, también hubo exitosos contrabandistas que usaron vacíos legales para vender y transportar alcohol. Aquí te dejamos un par de los más afamados.

Dato Curioso:

Capone perteneció a una pandilla callejera desde que era niño y abandonó la escuela en sexto grado, luego se unió a Five Points Gang en Manhattan y ¿adivinen qué puesto ocupó? fue bartender en Harvard Inn, un bar de Coney Island propiedad del mafioso Frankie Yale.

George Remus, el abogado y farmacéutico de la prohibición.

No todos fueron mafiosos y/o criminales de bandas los que llegaron a la cima durante la prohibición de alcohol en Estados Unidos, tenemos también el caso de George Remus quien por medio de vacíos legales se convirtió prácticamente en un empresario multimillonario que casi nunca untó sus manos en sangre. Remus fue un reconocido abogado en Chicago que al inicio de la prohibición se dedicaba a defender a los contrabandistas que eran atrapados, saldando sus condenas por fianzas de apenas $1.000 usd. Durante el tiempo que litigó para estos contrabandistas, aprendió mucho sobre los vacíos legales de la recién impuesta Ley Volstead y además se percató de que los contrabandistas a los que defendía realmente estaban haciendo mucho dinero sin necesidad de ser unos grandes genios. Inmediatamente pensó en que él con su educación podría encontrar una manera de tener una buena tajada del negocio de contrabando de licores.

George Remus

Remus tenía un par de farmacias en Chicago y sus respectivas licencias, con esto aprovechó la exención de la Ley para la fabricación y venta de bebidas alcohólicas por razones “medicinales”. A una persona se le permitía un litro de vino o medio litro de whisky cada 10 días si lo recetaba un médico para el tratamiento de una enfermedad. La ley Volstead también eximió el alcohol usado por el clero para los sacramentos y el alcohol industrial no potable. George Remus compró 14 destilerías en Cincinnati en 1924 para poder vender a farmacias y cleros (Muchas de las farmacias eran negocios propios) y ganó una fortuna estimada en 50 millones de dólares vendiendo licor supuestamente para uso medicinal a traficantes ilegales de licores y bares clandestinos. Pero un agente encubierto lo expuso y Remus recibió una pena de tres años en prisión.

Mientras Remus estuvo en prisión le cedió el poder de todos sus bienes y negocios a su esposa Imogene Remus y esta junto con un agente encubierto que se convirtió en su amante, vendieron todo y huyeron. Remus al Salir de la cárcel comandó un atentado contra el coche de su esposa y esta luego de chocar e intentar huir corriendo, fue asesinada a quemarropa por el mismo Remus. George fue encontrado inocente alegando demencia y aunque intentó volver al contrabando se dio cuenta que los gangster ya habían tomado su negocio y la violencia de bandas había aumentado.

RumRunners – William “Bill” McCoy, contrabando marítimo.

Otro famoso contrabandista que aprovechó otra vertiente del mercado de licores ilegales fue William “Bill” McCoy, quien fue un ex marinero mercante y emprendedor. McCoy perdió su negocio de transporte de lanchas en Florida a causa de el transporte de autobuses terrestres cerca de 1920. Un día un caballero le propuso la idea de contrabandear licor, una vez impuesta la decimoctava enmienda y McCoy no teniendo más opción, estuvo de acuerdo y pronto se convirtió en uno de los primeros y más exitosos Rumrunners (Nombre que se les daba a los Marineros que movían licor de contrabando por medios marítimos). La calidad del whisky de marca que proporcionó Bill fue tan venerado que los contrabandistas usaron el término “el verdadero McCoy” para describir un buen licor.

Es importante entender que este modelo de negocio se creó debido a que no todas las personas especialmente las de la alta sociedad, estaban dispuestas a tomar el licor casero (Moonshine) que se producía en territorio Estadounidense y se vendía en el interior principalmente para la clase obrera. Había un mercado que requería licores de calidad traídos de Gran Bretaña, Canada, Islas del Caribe, Francia e Irlanda.

¿Cómo funcionaba el sistema Rumrunner?

Este mercado consistía en estar a unas pocas millas de la costa en “Aguas internacionales” y luego los contrabandistas iban en lanchas rápidas a comprar lo que deseaban y volvían rápidamente a cargar en camiones y distribuir en las principales ciudades,

Bill McCoy podía almacenar 5.000 cajas de licor en su barco “Arethusa” e incluso instaló una ametralladora en la cubierta del Arethusa; en caso de que tuviera que lidiar con otros contrabandistas o piratas queriendo robar su carga. Bill era popular por sus precios justos, muestras gratuitas y sus promociones de una caja gratis por volúmen de pedido para los clientes que pagaban.

Bill McCoy – 1921

Sin embargo, la época romántica de McCoy como Rumrunner duró poco, pronto expandieron el territorio marítimo perteneciente a USA y con esto las aguas internacionales quedaban muy lejos y el proceso de compra ya no era fácil y era más riesgoso. En 1923, cuando un barco de la Guardia Costera vio su barco insignia, rebautizado como Tomoka a unas seis millas de la costa de Nueva Jersey fue perseguido y posteriormente capturado. Se declaró culpable y tuvo una sentencia de apenas 9 meses, al salir se mudo a florida y comenzaron un negocio de construcción de barcos con su hermano.

Una de sus compañeras contrabandistas de bebidas alcohólicas fue Gertrude Lythgoe, conocida como la “Reina de los contrabandistas”.

RumRunnersGertrude “Cleo” Lythgoe, la reina del contrabando.

Aunque este mundo fue en gran parte comandado por hombres, la época de la prohibición que fue posterior a la 1er guerra mundial fue tiempo de liberación para las mujeres, incluso la decimonovena enmienda dió el derecho al voto a las mujeres en Estados Unidos. A razón de esto las mujeres comenzaron a frecuentar más los bares y comenzaron a experimentar los placeres que antes eran destinados a los hombres. Un ejemplo claro de esta liberación de las mujeres fue Gertrude Lythgoe, quien nació en Bowling Green – Ohio y fue la menor de 10 hermanos huérfanos. A temprana edad se fue a vivir a Nueva York para labrar su propio camino y cuando encontró la oportunidad de importar licores para contrabandear no lo pensó dos veces y se convirtió en la mano derecha de Bill McCoy obteniendo el nombre de “La Reina del Contrabando”.

Gertrude Lythgoe

Una de las razones por las que Lythgoe se hizo tan conocida fue por su belleza. Se ganó el apodo de “Cleo” porque la cominación de su belleza y su carácter le daban una similitud a la reina Cleopatra. Pero a pesar de tener muchos pretendientes, nunca se casó y dirigió su imperio del contrabando en solitario. Sin duda, podemos ver como captó la atención de su colega “Rumrunner” Bill McCoy en esta entrevista que Bill dió al periodista neoyorquino Robert Wigley:

Palabras de Bill McCoy

“Era una chica alta y delgada con cabello negro, un cerebro tan firme como sus propios ojos oscuros y una historia que no era asunto de nadie. Vino a Nassau como vendedora del whisky escocés Haig and McTavish’s, nadie sabía de dónde lo conseguía.

“Ella no ocultó sus antecedentes, pero contaba una historia completamente diferente a todos los que le preguntaban. Para algunos nació en California. Para otros había nacido en India o también se decía que era gitana o que Se había criado en el Medio Oeste. Podrías tomar tu elección.

“Los miembros de la mafia del contrabando que sacaron sus propias conclusiones sobre ella y luego trataron de actuar en consecuencia, probablemente recordarán la furia que los dejó sin aliento, y uno o dos deben recordar la pistola que se les clavó en las costillas para aclarar las cosas. . “

McCoy fue el mentor de Lythgoe, entonces al igual que su mentor, Lythgoe se enorgullecía de contrabandear únicamente los licores de la más alta calidad. Cuando tenía que serlo era despiadada. Una historia la involucró en la búsqueda de un rival que había estado difundiendo rumores de que ella comerciaba con alcohol falso. Se encontró con el pobre idiota en una peluquería, le puso una pistola en la cara y le ordenó que se fuera de Nassau o ella apretaría el gatillo.

En abril de 1924, el gobierno de los Estados Unidos había solicitado con éxito que su jurisdicción sobre las aguas alrededor de las costas se extendiera de 3 a 12 millas. Esto dificultó mucho el funcionamiento del ron, ya que los contrabandistas tendrían que vender licor más lejos de la tierra. Sintiendo el final de una era, Lythgoe decidió renunciar mientras estaba en la cima.

Al retirarse, Lythgoe regresó a Estados Unidos, instalándose primero en Miami y finalmente en Detroit. Pasó sus últimos años escribiendo sus memorias, falleciendo en 1974 a la edad de 86 años.

La caída de la Ley Seca

El primer camión cargado de barriles de cerveza sale a la luz de la compañía cervecera Ruppert tras el final de la Prohibición.

Después de la derogación de la Ley Seca el 5 de diciembre de 1933 y el crimen organizado, con su principal manera de hacer dinero, se vio obligado a reagruparse y concentrarse en otras cosas. Algunos gansters entraron en el negocio de los licores legales y con licencia, aunque las nuevas leyes hicieron que este negocio no fuera tan efectivo y rápido como venían acostumbrados. Pero no todo estaba perdido. Seguía existiendo el lucrativo comercio ilegal de la prostitución y los juegos de azar, también el tráfico de drogas. Muchos invirtieron sus ahorros en casinos legales en las Vegas y poco a poco la fama de la mafia fue disminuyendo, la eficacia de la policía fue aumentando y tuvieron que irse a espacios más clandestinos y efectivamente menos glamurosos cómo hoy en día puede percibirse .

Esperamos que esta historia te haya gustado y no olvides que no puedes prohibirle al ser humano sus placeres fundamentales, la historia ya nos ha demostrado que tan mal puede resultar, SALUD!!

5/5 - (2 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *