Pauline Sabin y el fin de la PROHIBICIÓN.

Pauline Sabin

En el año de 1920 en Estados Unidos, se firmó la décimo octava enmienda, esta enmienda fue conocida como la prohibición de alcohol en Estados Unidos que duro 13 años. En un artículo anterior hablamos de cómo una mujer llamada Carrie Nation fue la figura más importante del movimiento de la templanza (Movimiento en contra del alcohol) y lanzando hachas a los bares hizo visible su causa. Ahora, adivinen ¿Quién fue la figura heroica que sacó a USA de la prohibición?. Otra grandiosa mujer llamada Pauline Sabin.

Contexto de la prohibición

Antes de hablar de esta maravillosa mujer, entendamos de manera breve cómo transcurrió la prohibición. Durante los 13 años que duró, aumentó el crimen organizado, la liberación de las mujeres fue impulsada por una sociedad más liberal, estas ya no tenían prohibida la entrada a los nuevos bares de la ciudad llamados “Speakeasy” (Bares ocultos); recién acababa de suceder la primera guerra mundial y la prosperidad de USA estaba era alucinante, años más tarde en 1929 sucede la gran depresión que hizo polvo la bolsa de New York, luego de esto hubo mucha pobreza y el alcohol en lugar de ser producido y grabado con impuestos en USA, se traía del extranjero, el cumplimiento de la ley volstead fue casi nulo, y esto llevó a que los ciudadanos re-evaluaran la prohibición.

Primeros intentos para derogar la prohibición

En medio de la prohibición existió una organización llamada “La asociación en contra de la enmienda de la prohibición”, era una organización con muy buena infraestructura e inversión pero era demasiado elitista. en 1928 intentaron promover la campaña de 56 políticos y así poder tener más poder, pero solo ganaron 19. Ese año un politico dijo “Fuimos barridos, hace falta algo más o alguien más”

Pauline Sabin, la pieza que faltaba.

Pauline Sabin era la esposa de Charles Sabin, presidente de la Guaranty Trust Company, y una heredera de una gran fortuna. También fue la primera mujer en formar parte del Comité Nacional Republicano, la fundadora y primera presidenta del Club Nacional Republicano de Mujeres, y una importante recaudadora de fondos para las campañas presidenciales de Warren Harding, Calvin Coolidge y Herbert Hoover.

pauline sabin
Pauline Sabin dando un discurso contra la prohibición.

Esta Neoyorquina de clase muy alta, tenía una de las mansiones más grandes de la ciudad y era muy conocida por sus grandes y elegantes fiestas. En estas, todos aquellos representantes de la más alta alcurnia asistían y se divertían como nunca.

Inicialmente, Pauline Sabin apoyó la prohibición, pues pensó que sería muy bueno alejar a sus 2 hijos del alcohol y las tentaciones, pero luego de ver como todos aquellos políticos que habían luchado por la prohibición, levantaban sus copas llenas de alcohol de contrabando en una de sus famosas fiestas, descubrió que su país no solo se había divido en los Mojados (Tomadores) y Secos (Abstemios), sino que ahora también era un país de hipócritas.

Mansión de Pauline Sabin

Pauline Sabin se sale del partido Republicano

Sabin encontró intolerable la hipocresía de la Prohibición y además no soportaba que Ella Boole, la presidenta de “La unión de mujeres cristianas por la templanza” proclamara ser la voz de todas las mujeres de la nación. En 1928 apoyó la campaña del expresidente Herbert Hoover y cuando este logró el puesto, se le olvidó la promesa que le había hecho a Pauline Sabin de revisar la posibilidad de derogar la décimo octava enmienda. En ese momento Pauline decide retirarse de su partido y comenzar un nuevo movimiento.

1929, La Gran Depresión

La Gran depresión de 1929 fue un gran impulso para repudiar la ley seca, pues la clase media ahora sin trabajo ya no le importaba la lucha por la prohibición, sólo quería comer.
Además, si se legaliza el alcohol, el estado podría recibir impuestos para salir de la crisis, y si se reactivaban las destilerías iban a haber muchos empleos disponibles, como por ejemplo: la gente que hacía barriles, la gente que trabajaba en logística de entregas y aquellos que cosechaban los granos. Cientos de miles de trabajo que no estaban disponibles por una ley que nadie cumplía.

Puede que te interese también nuestro artículo acerca de uno de los momentos más oscuros de inglaterra, el Gin Craze.

El nuevo movimiento de Pauline Sabin

Pauline con su objetivo claro, decide emprender un nuevo movimiento llamado “La organización nacional de mujeres por la reforma de la prohibición”. Ella tenía mucha experiencia con la política, tenía muy buenos contactos, sabía cómo relacionarse con el público y los medios, entonces emprender este nuevo camino para repeler la prohibición no sería tan complicado.

No solo era una mujer muy rica y poderosa de New York, además era muy inteligente. Sabía que no podría derrotar la prohibición sin la ayuda de las mujeres de todas las clases sociales del país. Profesionales, amas de casa, trabajadoras de fábricas; todas se unieron a viva voz para decirle al mundo que ellas no estaba de acuerdo con la prohibición y que el movimiento de la templanza no las representaba a todas.

El empoderamiento femenino fue crucial para derrotar la ley Volstead.

“La amenaza más grave para la protección de la familia estadounidense no es el alcohol, sino la prohibición.”

Organización nacional de mujeres por la reforma de la prohibición.

Durante más de un siglo, las mujeres fueron escenciales para imponer la prohibición de alcohol en Estados Unidos, ahora ellas mismas son las únicas que podrían terminar con la ley seca.

Entre sus muchas actividades, realizaron mítines, produjeron programas radiales, organizaron caravanas de automóviles y hacían espectáculos de aeronaves con mujeres pilotos. Pronto, este movimiento alcanzó más de 1.5 millones de integrantes en el país. Con ese gran apoyo, Pauline se subió al capitolio y con cientos de mujeres declararon públicamente que ni ella ni ninguna de las integrantes de su organización, apoyarían la candidatura de alguien que no les asegure que va a levantar la ley seca.

Puede que te interese la historia del primer multimillonario vendedor de hielo, Frederic Tudor.

1.5 millones de votantes resultaron muy interesantes para algunos politicos, y muchos que miraban la derogación de la prohibición como algo muy lejano, pronto se dieron cuenta que no solo era muy posible, sino que podría suceder más pronto de lo que habían imaginado.

“Hay un chance de obtener una derogación, solo si las mujeres se unen a la causa”

El Senador James Wadsworth 

A inicio de 1930 Pauline Sabin y su grupo en contra de la ley seca apoyaron a los demócratas que estuvieran en sintonía con su idea de derogar. En ese otoño los demócratas ganan las elecciones y obtuvieron la mayoría de la cámara, faltándoles solo 1 voto para controlar el senado.

En las elecciones presidenciales Franklin Roosevelt fue el candidato que dijo que modificaría la 18 enmienda y por eso, Al Smoth y Pauline Sabin le dieron todo su apoyo hasta que tuvo un triunfo aplastante, ganó en 42 de los 48 estados.

Un mes después se logró aprobar la Vigésimo primera enmienda, la cual anulaba la Décimo octava, que por 13 años tantos estragos causó en USA. Fue aprobada 63 a 23 mientras Ella Boole lloraba desconsolada.

Ella Boole, lider del movimiento de la Templanza.

Permiten comprar cerveza ligera

Luego de 9 días en el cargo mientras esperaba que la enmienda se ratificara, Roosevelt llamó al congreso para que hiciera 3 cosas, reorganizar los bancos, reducir el gasto federal y aprobar una nueva ley que legalizara la cerveza ligera de menos de 3.2 grados de alcohol.

El 7 de abril de 1933 sólo un mes después de que Roosevelt tomará el cargo los estadounidenses podían comprar legalmente cerveza por primera vez desde 1920. Todos salieron a festejar esa noche en restaurantes, cafés y bares, fue como si todos las celebraciones de días festivos del años se hubiesen reunido en un mismo día.

¿Quieres saber la historia del padre de la coctelería? te recomendamos el artículo de Jerry Thomas.

Paso por paso la derogación de la prohibición

Para ese momento se había mandado el comunicado a todos los estados esperando su firma, entonces para ese momento solo se podía comprar cerveza ligera. La derogación de la 18 octava enmienda podría hasta parecer muy lejana todavía, muchos pensaban que ese proceso tomaría muchos años, pero tomó menos de 1, en lo que restaba del año paulatinamente todos los Estados empezaron a firmar la derogación de la ley seca.
A las 5:32 de la tarde, el 5 de diciembre de 1933, 13 años, diez meses y 18 días después de entrada en vigor la ley seca finalmente llegó a su fin.

H.L mencken, un famoso periodista, celebró el fin de la prohibición tomando un vaso de agua fría diciendo sarcásticamente, que “era el primer vaso de agua que bebía en 13 años”

Post Prohibición

Los efectos de la prohibición duraron más que la misma, muchos estados, condados, municipios y ciudades decidieron conservar leyes locales que los mantuvieron secos durante décadas. En Oklahoma se mantuvo hasta 1959, en parte porque los clérigos y contrabandistas se oponían a la derogación.

Algo curioso es que durante la prohibición era más fácil conseguir un trago que en la post prohibición, puesto que legalizar algo también implica normativas como la edad mínima de ingreso a bares, el horario de los bares, límite de porcentaje de alcohol en las bebidas, prohibición de venta de alcohol los domingos (En algunos estados). Durante la prohibición, en aquellos tiempos que “no se permitía beber”, irónicamente podías beber en cualquier momento.

Pauline Sabin fue una mujer que contra todo pronóstico logro repeler la prohibición, fue alguien que realmente creía que la prohibición había fallado y que era su responsabilidad y la responsabilidad de otras mujeres estadounidenses hacer algo al respecto. Sin duda alguna esta es otra de las miles de historias de mujeres que toman la batuta y lideran un cambio para el mundo de los hombres.

Esperamos que les haya gustado este artículo tanto como a nosotros y si no han leído la historia de la mujer que llevó a USA a la prohibición, los invitamos a leer el artículo de Carrie Nation, o depronto quieras leer el artículo del conde más querido de la coctelería, El Conde Negroni.

¡SALUD!

5/5 - (3 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *